Agridulce 

Regresamos a la aventura… comenzamos con una cerveza oscura con aftertaste de chocolate, tal parece que es la mejor combinación para un día de stress, nostalgia y un poco de mal de amores. 

Tus sabes, cuando te das por vencida de la vida, no sabes que hacer, pides una señal y boom en tu carota.

 No te gusta esa realidad, pero era lo que querías y hasta lo que necesitabas. 

Escucho a Jarabe de Palo pidiéndome que “grite” respiro hondo y deseo poder gritar, pero el lugar está repleto de gente…

Y como dice la sociedad, la niñas buenas y decentes no gritan, se sientan con la espada derecha y ríen con mesura… pero adivina qué… no soy capaz de ninguna de ellas. 

Mientras escribo una doña se me acerca y pregunta si la silla junto a mi está disponible…

-“estoy esperando a alguien”

– “pues cógela” (dice a regaña dientes)

Con sabor agridulce, agarro la silla y la arrastró hacia mi. 

Recorro el lugar con la vista y llegas tu… Hablamos, bebemos, reímos y bebemos un poco mas… Luego de un par de melodías, gente nueva e incontable botellas de cerveza, termino comiéndote a besos. 

Fue extraño, inapropiado y seductor.

 Miro el reloj, el tiempo pasa volando , tu auto no tiene gasolina y yo debo correr a mi casa… Ya se pasó la media noche y me volví calabaza.

La química era genuina, pero el tiempo equivocado. 

Ahora sólo somos amigos. 

Advertisements

Published by

Un Par de Tacones en el Caribe

Soy una joven profesional caribeña que se complica la vida de mil maneras. Aquí comparto una que otra historia de esta curiosa aventura a la que llamo vida.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s